lunes, 20 de junio de 2011

RESPUESTA A LA SOLUCIÓN ‘INGENIOSA’ AUTORIZADA POR EL AYUNTAMIENTO DE MADRID PARA LA REALIZACIÓN DE ‘CONCIERTOS SILENCIOSOS’ EN CHUECA AL MADO

La solución planteada es toda una ofensa a la inteligencia  y, según  la información aportada por autoridades técnicas en la materia, de imposible cumplimiento y control. No se entiende como el ayuntamiento de una capital europea puede autorizar sin ningún estudio técnico que lo avale, y sin el visto bueno de los propios servicios técnicos municipales, semejante propuesta.
No es posible que se quede fuera el pregón, ya que la ordenanza no contempla excepciones para la superación de los niveles de ruido. ¿O es que al señor alcalde le gustaría recibir el pregón en la puerta de su domicilio?
En cualquier caso, entendemos que los organizadores serían los responsables de que los asistentes efectivamente escuchasen dichos conciertos a través de los dispositivos sin infringir la ordenanza contra el ruido, sin eludir su responsabilidad como han hecho en otras ocasiones durante este conflicto; y que igualmente las autoridades del ayuntamiento de Madrid tomarán medidas inmediatas si dicha ordenanza fuera infringida. Algo que desde luego parece evidente que sucederá.
Suponemos  que el coste económico de tan exótica solución sería asumido  por los organizadores de este evento privado y no se repercutiría en ningún modo directo ni indirecto a los ciudadanos de Madrid.*nota al píe
La solución, por extravagante, nos reafirma en que la única cuestión de fondo sobre la plaza de Chueca no es tanto simbólica como económica si, como parece, esto implica que el ayuntamiento  va a conceder la instalación de barras en la vía pública – también generadoras de ruidos insoportables  – a los hosteleros de la misma.
AVChueca quiere recordar que sus preocupaciones sobre el impacto que las actividades de MADO tienen en el barrio no se circunscriben al ruido (en todo el barrio y no solo en la plaza de Chueca), sino también y muy especialmente a los gravísimos problemas de seguridad que las aglomeraciones en el barrio suponen y su impacto en la movilidad de los vecinos, el acceso de los servicios de emergencia y la actividad de muchos negocios.  Entendemos, y exigimos que, además de vigilar el cumplimiento de las ordenanzas,  el Ayuntamiento de Madrid,  responsable de autorizar irregularmente el uso del espacio público, reclamará a los organizadores de MADO los correspondientes planes de autoprotección a los que la ley obliga– también para la plaza de Chueca - y garantizará los derechos de residentes y comerciantes,  asegurando que no pueda repetirse en Chueca, con los asistentes y los residentes, una tragedia como la que el año pasado se vivió en la Love Parade.  
AVChueca seguirá luchando porque se respeten los derechos de los vecinos y comerciantes de Chueca, durante todo el año y no sólo durante las fiestas del Orgullo Gay. Y en concreto, estaremos atentos a que la rocambolesca solución planteada por el ayuntamiento no consista en una burda treta para sortear  la ordenanza y que se repita la situación de años anteriores.
AVChueca ha solicitado, de nuevo, una reunión urgente con el alcalde, donde se nos aclare la situación. Nos sorprendería que – como en anteriores ocasiones – se nos remitiera a la delegada de Medio Ambiente. Parecería entonces que es necesario que ocurran algaradas  o lamentables situaciones como la que el propio alcalde y su familia sufrieron, para que se tenga derecho a reunirse con él.

* Según información difundida por el diario El País: 'el Ayuntamiento se comprometió ayer a costear la instalación de los escenarios de la plaza de Chueca'