jueves, 9 de junio de 2016

Asociaciones vecinales y ecologistas piden conciliar los derechos de los residentes con la fiesta Madrid Orgullo

La Asociación de Vecinos de Chueca, la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Centro, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid y Ecologistas en Acción muestran su desacuerdo con la decisión anunciada por el Ayuntamiento de Madrid de eximir a la fiesta Madrid Orgullo del cumplimiento de la ordenanza de protección contra el ruido. Vecinos y ecologistas apoyan el derecho a la celebración de fiestas de cualquier colectivo en los espacios públicos pero conciliándolo con el bienestar vecinal

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado su intención de declarar la fiesta Madrid Orgullo (MADO) de interés general con el objetivo de eximirla del cumplimiento de la ordenanza municipal de protección contra la contaminación acústica. Cada año, desde los últimos cinco, el Ayuntamiento de Madrid sanciona a los promotores de la fiesta por superar los niveles de ruido permitidos, lo que evidencia que existe un claro problema ambiental y de convivencia.

Asociaciones vecinales y ecologistas comparten su apoyo al derecho a la celebración de fiestas de cualquier colectivo en los espacios públicos de la ciudad pero conciliando el bienestar ciudadano. La cotidianidad de las personas residentes en el centro de Madrid cada vez es más complicada. El ocio nocturno, la proliferación de bares y terrazas, la conversión en hoteles y apartamentos turísticos de buena parte de los edificios del centro, el encarecimiento de la vida expulsan a sus habitantes.

Esta situación es un caballo de batalla para las asociaciones vecinales, que exigen soluciones al Ayuntamiento de Madrid. En este contexto, MADO –evento que se desarrolla fundamentalmente en la vía pública durante una semana coincidiendo con el Orgullo LGTB– es uno de los eventos que más perturba la vida de los habitantes del centro.

Y lo hace hasta tal punto que las personas residentes que se lo pueden permitir adaptan su calendario vacacional y se marchan durante esta semana. Los vecinos y vecinas sólo piden conciliar las celebraciones de la Semana del Orgullo con su vida diaria, pero el Ayuntamiento no ha sido hasta el momento muy receptivo a sus quejas.

MADO es un evento privado y con ánimo de lucro, promovido por AEGAL (Asociación de Empresarios y Profesionales para Gays y Lesbianas de Madrid y su comunidad), COGAM (colectivo LGTB de Madrid) y FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales). En la Comunidad de Madrid existen del orden de cuarenta colectivos LGTB que no participan en el evento o que, si lo hacen, deben hacerlo bajo las condiciones impuestas por MADO. Algunos promueven la fiesta alternativa Orgullo Crítico Madrid, que reivindica la inclusión de otros colectivos y otras formas de visibilizar sus derechos.

Vecinos y ecologistas consideran que eventos organizados con ánimo de lucro y gestionados por empresas privadas no deben ser objeto de trato privilegiado, ni eximidos del cumplimiento de la legislación de aplicación general, y menos usando atajos la declaración de 'fiesta de interés general'.
 
Por ello, solicitan la realización de una mesa participativa de alternativas para compatibilizar la legítima celebración en las calles de festivales promovidos por colectivos LGTB con el bienestar de la ciudadanía residente en las mismas, entre ellas la vía de su tratamiento como festejo popular, donde por una parte se fijen límites geográficos y acústicos, y por otra se abra su organización a la libre concurrencia de colectivos y entidades sociales y culturales.

miércoles, 8 de junio de 2016

Primer capítulo de la nueva temporada del MADO

Nos es grato informar de que ayer se estrenó la nueva temporada del MADO. Como novedades para esta temporada, contaremos con la participación activa de nuevos actores, en su mayoría aficionados.

Imaginamos que los seguidores de la serie ya habréis visto que se ha difundido que MADO tenía abiertos expedientes sancionadores por ruido de su edición de 2015. Otro expediente más a los numerosos ya en curso, y que pronto podrán ser sufragados con el millón de euros que Carmena va a regalar a los organizadores; tal vez como uno de los posibles peajes que Ahora Madrid tiene que pagarle al PSOE por su apoyo de legislatura.

Tal vez algunos otros posibles peajes ya hayan sido pagados, como ponerle el nombre de su concejal P.Z. a la plaza Vázquez de Mella (a más gloria de su partido y sin considerar mejores alternativas para no imponer y molestar a los vecinos); y puede que otros aún estén por venir, como hacerle un traje legal a medida al MADO.

MADO es un evento mercantil con ánimo de lucro que organiza una asociación de empresarios de la noche (AEGAL) y dos organizaciones LGTB (FELGTB y COGAM), tradicionalmente en la órbita del PSOE. Sirva como dato que en la Comunidad de Madrid hay otras muchas organizaciones LGTB más, en torno a 40, que no participan en la organización de MADO.

Suposiciones aparte, de lo que no cabe duda, es de que estas organizaciones y MADO son de un gran interés, al menos estratégico, para el PSOE; tal vez sea porqué a través de ellas pretenda ejercer su 'control' sobre el valioso voto LGTB. Sólo tesis así podrían explicar el empecinamiento de este partido con el MADO.

Algunos links sobre la noticia.



Horas después de que se hicieran públicas estas noticias, las concejalas de los asuntos sociales Marta Higueras (encargada por Carmena para la coordinación de MADO) y Sabanés ('responsable' del medioambiente de la ciudad) salieron a los medios a contarnos esto tan poco serio por parte de un responsable político:


Y de manera perfectamente coordinada, a las horas, salió la lideresa del PSOE en Madrid a contarnos esto tan trágico:


Parece que ni los unos ni los otros han caído en la cuenta de que las leyes y normativas tienen un carácter universal y responden al interés general. Leyes a medida de intereses particulares no parecen normas sino otra cosa.

La pobre señora Higueras, totalmente desafortunada en su equiparación del MADO a las fallas o los sanfermines...no cayó en la cuenta de que en Madrid ya existe una ordenanza que regula los festejos (San Isidro, La Paloma...) Normativa a la que los organizadores de MADO no quieren acogerse para la regulación de su evento ya que eso implicaría transparente licitación pública y libre concurrencia; ellos son más del monopolio. 'Ellos son más que nadie'.

Seguiremos informando con nuevos episodios.

Saludos