viernes, 7 de junio de 2019

Carmena contra la salud de los vecinos de Centro

Por tercer año consecutivo, la señora Carmena vuelva a atentar contra los derechos de los vecinos de Centro autorizando a los empresarios de MADO - evento mercantil privado de alcohol y ruido más conocido como Orgullo Gay – a incumplir la normativa que protege nuestra salud contra la contaminación acústica (Leyes del Ruido y Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica).

La legalidad vigente sólo permite eximir del cumplimiento de la normativa contra el ruido a los festejos que cuentan con la declaración de 'festejo popular'. Los festejos populares, a diferencia de los eventos privados que se celebran en la vía pública, cuentan con una normativa propia que regula su actividad y que les obliga a salir a concurso público para adjudicar su organización. MADO ni es un festejo popular ni quiere ser declarado 'festejo popular'; de serlo su organización debería licitarse a través de concurso público.



Además, las actividades de alcohol y ruido de MADO se celebran en diferentes ubicaciones de la vía pública del distrito Centro -  principalmente en Chueca - que ha sido declarado Zona de Protección Acústica Especial debido a los niveles de contaminación acústica ocasionados por las actividades del ocio nocturno o de la industrial del alcohol y el ruido.



Pese a todo, la señora Carmena vuelve a utilizar una vergonzosa triquiñuela administrativa declarando a MADO 'evento especial' para eximirle de cumplir la ordenanza contra el ruido. Algo que es ilegal, y que nos empuja a los afectados a ir a los tribunales para pedir amparo; eso lo sabe muy bien Carmena, quien por tanto actúa de muy mala fe.

Todo ello pone en evidencia la catadura moral y ética de la señora Carmena, quien no tiene pudor alguno en hacer malabares legales para beneficiar los intereses privados de los empresarios del alcohol y el ruido de MADO pisoteando los derechos y la salud de miles de vecinos.

En cualquier caso, si en las próximas semanas se consuma el cambio de corporación, nuestra asociación solicitará a la corporación entrante la derogación inmediata de esta autorización y la vuelta a la legalidad que Carmena nos ha arrebatado.