lunes, 22 de julio de 2013

BOTELLA REGALARÁ EL ESPACIO PÚBLICO DE NUESTRAS CALLES Y PLAZAS A LOS HOSTELEROS

Al mismo tiempo que Ana Botella ha aprobado en tiempo record una nueva ordenanza a medida para que los hosteleros ocupen  con sus terrazas la mayoría del espacio público de nuestra ciudad, avanzando en la estrategia del ayuntamiento de privatizar nuestro espacio público y degradar más si cabe nuestro medio ambiente urbano con más ruido, suciedad y obstrucción a la movilidad, el diario Elconfidencial.com publicaba la noticia de que el hijo de la alcaldesa cuenta con una terraza ilegal.

Nosotros nos preguntamos ¿Tiene amparo legal y sobre todo MORAL Botella para fijar las reglas de funcionamiento de una actividad económica de la su propio hijo se beneficia?

El hijo de Ana Botella abre una terraza en Madrid sin licencia 

(link a la noticia)

En casa del herrero, cuchillo de palo. Alonso Aznar ha abierto una terraza sin licencia en el madrileño barrio de Chamartín. El hijo del expresidente del Gobierno y la alcaldesa Ana Botella es socio del restaurante Pipa & Co, un establecimiento con aires neoyorquinos que opera desde hace meses y que todavía no ha obtenido la licencia de funcionamiento que solicitó a la Agencia para la Gestión de Licencias de Actividades (AGLA).

La traba burocrática, que no obstaculiza la apertura del local, ha provocado, sin embargo, que el consistorio madrileño que dirige su madre le haya denegado la licencia de apertura al público del jardín privado del establecimiento. Esta terraza está en funcionamiento y se inauguró coincidiendo con el estreno del verano.
Alonso Aznar es socio del local junto con otros tres amigos: Chiqui Calleja, María Fitz-James Stuart y Fernando Nicolás, el único de los cuatro que aparece como administrador de la empresa propietaria del establecimiento, La Rumba Tarumba S. L., constituida en noviembre de 2012. El local es un sitio pequeño, muy bien decorado, con una carta no muy amplia pero sugerente, ubicado en una zona privilegiada de la capital en cuanto a restaurantes, bares y discotecas, en Paseo de la Habana casi esquina con Alberto Alcocer. Uno de los cuatro socios asegura a El Confidencial que tiene todas las licencias en orden, “tanto dentro del local como la de la terraza”.

Los dueños solicitaron formalmente al Ayuntamiento de Madrid la apertura de su jardín hace meses, y el concejal presidente del distrito de Chamartín, Luis Miguel Boto, la autorizó el 29 de mayo. Con la terraza ya funcionando a pleno rendimiento, los socios recibieron una notificación del departamento jurídico el 10 de julio, por la que el Ayuntamiento supedita la apertura de la terraza a la licencia de funcionamiento. La cláusula que se añadió decía textualmente: “La eficacia de esta autorización se entenderá diferida a la obtención de la licencia de funcionamiento del establecimiento anejo o a que se cumplan las condiciones establecidas en la normativa municipal reguladora de las licencias urbanísticas para entenderla concedida por silencio administrativo”.