domingo, 8 de mayo de 2011

EL AYUNTAMIENTO NO AUTORIZA EL USO DE LA PLAZA DEL REY PARA UN EVENTO CULTURAL DURANTE EL ORGULLO GAY

La Asociación de Vecinos de Chueca solicitó formalmente, con fecha 29 de marzo de 2011, autorización al ayuntamiento de Madrid para realizar un certamen de cine al aire libre de temática homosexual en la Plaza del Rey, que sería organizado por el colectivo Fundación triángulo, entre el 29 de junio y 1 de julio.

La solicitud se hizo a través de sendos escritos remitidos al alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, al concejal del distrito Centro, José Enrique Núñez y a la concejala de medio ambiente, Ana Botella Serrano, como parte de nuestras continuas iniciativas para mejorar la calidad de vida de nuestro entorno.

Con ese objetivo, y dado el impacto que sobre residentes y comerciantes de nuestro barrio tienen cada año, desde hace aproximadamente cinco, las actividades que se organizan en Chueca para la conmemoración del “Orgullo Gay”, a través del evento MADO (Madrid Orgullo), pretendemos proponer alternativas novedosas y de marcado carácter cultural, que sirvan para dicha conmemoración pero sin arrasar un barrio y los derechos de un elevado porcentaje de residentes y comerciantes.

También nos mueve el deseo de que en las conmemoraciones en Chueca participen otras organizaciones y colectivos homosexuales, y no se limiten a un negocio para un reducido número de empresarios, muchos de ellos ajenos al colectivo homosexual y ni siquiera vecinos de Chueca.

El pasado día 5 de mayo, en reunión mantenida con el concejal del distrito Centro, José Enrique Núñez, se nos comunicó que NO SE NOS AUTORIZA A PROGRAMAR UNA ACTIVIDAD CULTURAL EN LA PLAZA DEL REY en dichas fechas, a pesar de haber realizado la solicitud con anterioridad a cualquier otro solicitante. Para nuestra sorpresa, el concejal insinuó que los organizadores de MADO tienen derechos adquiridos sobre esta plaza. Añadió, sin ofrecer más detalles, que la decisión se había tomado en “instancias superiores”.

¿A quién o a quiénes se podía referir el señor Núñez cuando apeló a estas misteriosas “instancias superiores”? Se nos ocurren dos posibilidades:

-         O se trata del propio alcalde, Alberto Ruíz Gallardón (que, por cierto, sigue sin acceder a nuestras reiteradas solicitudes de reunión) quien, de ser así, se mostraría partidario de un evento tradicionalmente generador de botellón frente a un evento cultural (pese a incluir en su programa electoral la propuesta de potenciar el uso cultural de esta plaza)
-         O bien se trata de otras concejalías, por ejemplo la de economía, que dirige Miguel Ángel Villanueva, que subvenciona el MADO, y que en sus informes solo resalta su positivo impacto económico y nunca su impacto negativo en el barrio.

En cualquier caso, sea quien sea, quién haya tomado esta decisión está cometiendo una clara arbitrariedad a favor de los empresarios del negocio MADO, a pesar de que fueron  expedientados (si bien aún  no sancionados) por la contaminación acústica de su evento en 2010, y  actuando así en contra de muchos vecinos y comerciantes de Chueca.