jueves, 6 de abril de 2017

Cristina Cifuentes Loves Ruido


En relación con la noticia aparecida hoy sobre el compromiso de Cristina Cifuentes con los empresarios del alcohol del Orgullo Gay (AEGAL) de robarles horas de sueño a los ciudadanos madrileños ampliando los horarios de ruido para que los empresarios del alcohol y el ruido incrementen su cuenta de resultados…

No nos sorprende a estas alturas del partido que la Sra. Cifuentes, en la balanza ciudadanos-dinero para unos pocos, siempre elija el dinero. El dinero para el lobby por delante de todo. La vida es dinero antes que derechos de ciudadanos anónimos…Lo que no deja de sorprendernos una y otra vez es la nula empatía de la Sra. Cifuentes con la salud y la economía de los vecinos. Lo poco que valora derechos tan importantes y fundamentales como el derecho a la salud o desarrollar una vida digna dentro de sus hogares. Sra. presidenta, quizá no ha caído en la cuenta aún que vivir es más que respirar y consumir.

Ese es el fondo de la cuestión y no la sarta de banalidades, lugares comunes y burdas técnicas de manipulación del discurso de su director de turismo (en el enlace su perfil en la revista del presidente de AEGAL) que nos hablé de la economía (PIB) como un ente abstracto del que todos somos parte…cuando en realidad su medida va dirigida a beneficiar unos negocios muy concretos; apoyado en datos falsos, afirmaciones estúpidas o contradicciones grotescas como hablar de ‘preservar la convivencia vecinal’ cuando en realidad se están haciendo TODO LO CONTRARIO…sólo por poner un ejemplo de la ciencia ficción que inunda sus palabras: ‘como va a ser uno de los mayores eventos turísticos de los últimos años y casi del futuro’.

Los perjudicados, que son la mayoría de los ciudadanos y el interés general, también somos economía, trabajamos y participamos – en mucha mayor medida - en el sistema productivo. Nosotros, los vecinos damnificados, que con sus decisiones políticas estamos siendo expulsados del Centro de Madrid, somos perjudicados en nuestra economía, incluido el valor de nuestras viviendas, en nuestra salud y lo que es más importante en nuestros derechos.

Está por ver si el ayuntamiento de Madrid aceptará la presión del lobby del alcohol de Orgullo Gay para aplicar  esta medida ¿Hagan sus apuestas?

Es muy claro que el ruido a algunos les engorda el caldo. ¿Están usted y los suyos invitado a comer del "saludable" caldo Cristina Cifuentes?

‘Despertad vecinos para poder dormir’