jueves, 19 de julio de 2012

El abuso de poder de los ayuntamientos españoles

Acabamos de conocer a través de los medios de comunicación la sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña contra un ex-alcalde gallego sobre las continuadas prácticas irregulares en las licencias de hostelería del municipio que gobernó.

Según cuenta el diario El Mundo, en su edición digital, 'basándose en las pruebas obtenidas durante el juicio del Juzgado de lo Penal, la Audiencia refiere la «absoluta irregularidad del método empleado para atender a las reclamaciones formuladas». «Las cuestiones planteadas a través de las correspondientes denuncias no solamente no fueron respondidas, sino ni siquiera atendidas formalmente», indica. Considera acreditada la existencia de un delito de prevaricación por parte del alcalde «al omitirse acto alguno real y eficaz para resolver una situación expuesta en unas denuncias cuyo destino era el de ser guardadas en una carpeta sin intención alguna de darles curso y menos de dictar resolución sobre ellas»'.

¿Pasará algo así en el ayuntamiento de Madrid con los centenares de denuncias que planteamos los vecinos y no son atendidas administrativamente?

O que alguien en el ayuntamiento de Madrid explique como puede una terraza ilegal como la del Hotel Óscar en la plaza Vázquez de Mella, y seguro que no es la única, tener una actividad no autorizada durante más de 5 años, que existan denuncias de vecinos por las molestias que dicha actividad ocasiona en sus viviendas, y que siga funcionando como si nada.