sábado, 23 de junio de 2012

Orgullo sí pero no así. MADO no debe ser declarado festejo popular

La noticia de que el Ayuntamiento está iniciando los trámites de URGENCIA, como si realmente se tratara de una emergencia nacional, para declarar el evento MADO (Madrid Orgullo) como festejo popular esconde la intención de poder perpetuar la apropiación por parte de unos empresarios, con la excusa del orgullo gay, del espacio público para su propio lucro. Y, además, dar cobertura legal a lo que hasta ahora ha sido una concesión arbitraria, desconocemos con qué intereses, del Concejal de Centro, D. José Enrique Núñez.

El evento MADO, tal y como está constituido actualmente, como un monopolio de un determinado grupo de empresarios, no puede ser declarado festejo popular.  Si el Ayuntamiento quiere caminar en esa dirección, debería en primer lugar abrir su organización al resto de colectivos LGTB, e incluir la participación de vecinos – los de verdad -,  y otros comerciantes y hosteleros de Chueca (más de un centenar de Comerciantes y hosteleros de Chueca que el año pasado le solicitaron al Concejal de Centro unas fiestas distintas y participativas, ¿incluso con fines benéficos?, que no sean solo un enorme botellón). Solo entonces se entendería esa declaración como festejo popular. O de lo contrario cualquier convocatoria masiva con fines alcohólicos, podría igualmente ser, para no incurrir en agravios, un festejo popular.

Los únicos intereses para dar ese paso son económicos y particulares, como lo indica el empeño del Vicealcalde y responsable de turismo D. Miguel Angel Villanueva, amigo y subvenvionador de los organizadores.

Desde AVChueca pedimos a los grupos políticos presentes en la Junta Municipal de Centro que voten en contra de la declaración, en este momento y en los términos planteados, del evento MADO como festejo popular; y exijan en su lugar al Concejal de Centro, Sr. Núñez, la ruptura del monopolio y de la entrega del espacio público durante cinco días a sus empresarios amigos de AEGAL.

La noticia en los medios:

El Mundo