miércoles, 14 de marzo de 2012

CONDENADOS A CUATRO AÑOS DE CÁRCEL POR RUIDOS EN SU BAR

La Audiencia de Sevilla ha condenado a cuatro años de cárcel al dueño y a la encargada de un bar por los "ruidos intolerables" que durante varios años emitieron desde su bar, que afectaron "gravemente" al sosiego y descanso nocturno de los vecinos.
Una sentencia de la Sección Séptima asegura que los acusados ponían en su bar "Coyote" de Dos Hermanas (Sevilla) música "a un volumen notoriamente excesivo, lo que ocasionaba ruidos intolerables en el interior de las casas de los vecinos", y en varias ocasiones rompieron los precintos que colocaba la Policía Local.