viernes, 27 de marzo de 2015

GOBERNAR Y LEGISLAR DE ESPALDAS A LOS CIUDADANOS

Este equipo de gobierno municipal se empeña en ir contra lo más fundamental de una zona residencial como es el distrito centro, en el que se encuentra nuestro barrio y habitamos (residimos) los vecinos que formamos nuestra asociación.

Lo más importante de un barrio que se denomina residencial y de una zona (nuestro distrito) en la que viven más de 140.000 personas, es obligatoriamente, pensar en las necesidades de los vecinos que allí viven.

Y los vecinos necesitamos un polideportivo, zonas con parques infantiles, plazas para aparcar los residentes, menos contaminación (tanto acústica como atmosférica), calles con la suficiente calzada como para poder pasear con el carrito de un niño o con una silla de ruedas, limpieza, etc., etc.

Pero nuestros políticos se empeñan en legislar para los industriales, sobre todo para los empresarios de hostelería y de ocio nocturno. 

Se saltan los compromisos que ellos mismos implantaron con la ZPAE y llevan al pleno de mañana la apertura de un bar en la Cava Baja 4. Contra toda lógica, contra sus mismas normas, quieren seguir abriendo locales de hostelería en nuestra saturadísima zona.

Con todo el descaro conceden más terrazas y amplían las mesas de las que ya hay con una normativa del pasado año en la que nos quitan más aceras para darles más negocio a los bares.

Nuestro barrio se hacina de gente de jueves a domingo y se hace inhabitable para los que en él vivimos. 

Y lejos de salvaguardar y respetar los derechos de los que llevamos aquí toda una vida, permiten a los hosteleros sacar mesas y barriles a la calle para que los fumadores puedan seguir molestando en la calle y ellos puedan seguir facturando, tanto a los fumadores como a los no fumadores. 

Permiten tener las puertas de los locales abiertas para que fluya ese tránsito de copas y gente entre dentro y fuera. Lo que hace que los vecinos tengamos que invertir en insonorizar nuestras casas, instalar ventanas de alta tecnología (y pasta) que nos permitan ver la tele en nuestro salón, colocar aparatos de aire acondicionado para poder vivir sin abrir nuestras casas ni en primavera ni en verano, etc., etc.

Y esto es lo que tenemos con estos gobernantes que han cambiado nuestro barrio en los últimos quince años, yendo de la mano de los empresarios de hostelería y de ocio nocturno que son los que se llevan el negocio de nuestro barrio usando el suelo de todos (nuestras aceras y nuestras plazas) para duplicar o triplicar los aforos de sus locales y, por tanto, su facturación.

Solo se entiende esto de ir en contra de los habitantes de un barrio y de sus derechos, si hay intereses espurios de por medio. Porque los 140.000 vecinos vamos a votar. Y votaremos a los que nos aporten un programa que sea beneficioso para los que aquí vivimos. No para los que aquí facturan.

Firma: Asociación de Vecinos Cavas y Costanillas